Ir al contenido principal

Entradas

Unido a ti - Capítulo 17

Después de esa conversación, Betty estaba más confundida. Según Sandra, Armando quería a los mellizos y le amaba. Había dicho mis hijos, un temor se apoderó de Betty y si se los quería quitar, no ella se moría. Betty pasó una noche horrible, no pudo pegar los ojos en toda la noche.  En otra parte de la ciudad, para ser más exactos en el apartamento de Armando, la situación no era diferente. A su mente venían las imágenes de las veces que hicieron el amor, y una pícara sonrisa se apoderaba de su boca, también recordaba sus conversaciones, lo cómplices que eran, y sus discusiones. Recordó la vez que le dijo a Betty que se casara con ella porque la quería, a lo que Betty le respondió que para ella eso no era suficiente. Armando no conseguía entenderlo. Pero cuando pensó en la conversación que había mantenido con Betty, recordó que lo único que ella le había pedido era que la amara. Eran las 9:45 y un nervioso Armando estaba en la entrada principal del parque, el esperaba ver a la Betty qu
Entradas recientes

El secreto del ayuno

Cuando el cuerpo humano tiene hambre, se come a sí mismo, hace un proceso de limpieza, empieza eliminando todas las células enfermas, cancerígenas y células envejecidas. El hambre mantiene joven el cuerpo y combate enfermedades como la diabetes.  Durante el hambre el cuerpo fabrica proteínas especiales que se crean sólo en ciertas circunstancias. Y cuando se hacen, el organismo selectivamente reúne éstas proteínas alrededor de las células enfermas, cancerosas o muertas, las disuelve y restaura y se beneficia el organismo de nutrientes producto de éste proceso. Así es como se realiza el reciclaje durante el ayuno.  Los científicos han logrado a través de largos estudios especializados que el proceso de autofagia requiere condiciones inusuales que obliguen al organismo a hacer ese proceso. Estas circunstancias especiales incluye que una persona se abstenga de comer y beber durante 16 horas (ciclo 8/16).  Los humanos deben funcionar normalmente durante este período. Este proceso debe repe

El último amanecer de mi papá y si compadre gato

“Hace 4 años, un gatito callejero nos hizo piruetas, y por entonces sólo podíamos alimentarlo sin meterlo a casa. No pasaron muchos días, hasta que la lata de comida la fuimos dejando más y más adentro para que se anime a pasar. Todo lo hacíamos a escondidas de mis padres, vivimos con ellos y no querían mascotas. Cuando dimos el paso decisivo «lo queremos» sabíamos que no sería fácil mantenerlo escondido hasta encontrar el momento perfecto de hablar con mis padres y pedir su permiso. Y así transcurrieron 4 meses, en los cuales lo llevamos a esterilizar y supimos que era niño y no niña, en que teníamos un arsenal de juguetes y demás cosas escondidas y repartidas entre mi cuarto y el de Nuria. Hasta que un día, por un descuido, y como es gato, saltó tras mi mamá para ir al jardín, y ella lo echó a la calle. Obviamente yo cogí una manta y me fui con su comida y agua a buscarlo, dispuesta a pasar la noche con mi gato, ahí en la calle, de donde ya lo habíamos rescatado. Recibí al par de ho